martes, 2 de febrero de 2010

Miguel Facussé avanza por la isla del paraíso


Un caso, sólo un caso, que muestra cómo actúa uno de los empresarios más exitosos de Honduras y Centroamérica. Un caso que demuestra que los pobres que han sido sus víctimas reclaman, aprenden a hablar y se organizan.


Ismael Moreno (mayo 2005)

Una noticia en una esquina de la página 42 de un periódico de circulación nacional del 15 de abril daba cuenta de la captura de diez dirigentes de las comunidades de la isla Zacate Grande, en el golfo de Fonseca, limítrofe con El Salvador y Nicaragua, al sur de Honduras. La nota de prensa apuntaba que centenares de pobladores de la isla se habían tomado la carretera que une la isla con tierra firme exigiendo la liberación de los detenidos. Los dirigentes comunales habían sido capturados a las 4 de la madrugada del 13 de abril por la Policía Nacional con una orden emitida a petición de la Secretaría de Recursos Naturales y Ambiente, acusados de dañar al medio ambiente, a la propiedad privada y al Estado hondureño.

Después de esta noticia, perdida en un rincón del periódico, nunca más se supo del desarrollo de la información.
Envío conoció del involucramiento de Miguel Facussé Barjum en las capturas y decidió trasladarse al terreno de los hechos. Allí supimos que en la misma tarde del 15 de abril los dirigentes habían recibido libertad condicional y el propio Facussé se había presentado para negociar directamente con ellos. "Para evitar que la situación tuviera repercusión nacional", nos dijeron.

leer mas...

Archivo del blog